crónicas flamencas en la prensa de siglos pasados

crónicas flamencas en la prensa de siglos pasados

viernes, 1 de agosto de 2014

El tango, un juego y un baile de negros (1786 y 1822)

2 comentarios:
Va para quince años que encontré la que hasta el momento es la más antigua mención de tango, hallada en la BMM en la tonadilla del guitarrista gaditano Tomás Abril titulada La Anónima, de 1779. También encontré la primera música de un tango obra del coreógrafo Antonio Cayrón fechada en 1818 para el baile Los americanos, cuya música también se usó en otras obras como El encuentro feliz y La espada del mago.

El baile titulado El tango de los negros interpretado en el madrileño Teatro de la Cruz en 1822 ya fue citado por el musicólogo Pedro Callealta Barroso

Diario de Madrid 9/5/1822

José Luis Ortiz Nuevo halló a su vez los tangos La lotería, La guanábana y La limoná fechados en 1823, y que dimos a conocer en el libro 'a dos manos' La Rabia del Placer editado por la Diputación de Sevilla en 1999.

Sabemos también que el tango, amén de un baile y la música con la que se acompaña, fue un juego, según se desprende, entre otras fuentes, de esta noticia de 1786

El corresponsal del Censor 1/1/1786

Después de estos años sigo indagando acerca de uno de los más notables bailes de la cultura hispana, aunque algunos carademármol se apropien de estos hallazgos para darse importancia. Cosas de este país nuestro tan dado al trinque y tan poco amigo de citar las fuentes. Seguiremos la búsqueda ¡Por Cai!

sábado, 26 de julio de 2014

Repentistas, troveros, improvisadores, 1840

6 comentarios:
Tuve la suerte hace unos días de compartir de nuevo con Alexis Díaz Pimienta, repentista mayor de Cuba, con motivo de un maravilloso concierto que nos regaló Raúl Rodríguez en Etnosur. Recordé entonces que hace un tiempo encontré una noticia de 1840 en la que se hacía referencia a los 'improvisadores' andaluces. Por si fuera de interés para alguno de ustedes la subo aquí.

Los improvisatori napolitanos. El Instructor 6/1840

domingo, 20 de julio de 2014

Diez años sin Antonio Gades

6 comentarios:
Han pasado una década y parece que fue ayer. Se apagó en su habitación del Gregorio Marañon a las cinco de la tarde. Llevó la mejor muestra de nuestra cultura durante medio siglo por todo el mundo, como hizo Paco. Te echo mucho de menos Maestro, con perdón.


Las fotos están extraídas del libro que hice mientras presidí la Fundación, 2004/2006, todas de su archivo personal, menos la primera que está hecha en 1994 en casa del doctor Barros en Udra (Pontevedra) donde fuimos a acabar el guión de Fuenteovejuna con Pepe Caballero Bonald, hace 20 años. Y la última, en febrero de 1995 en el Bunka Center de Tokio acabando la gira con la Carmen.

jueves, 10 de julio de 2014

La guitarra requiere vino

6 comentarios:
Se está tardando mucho en incluir el flamenco en los conservatorios, es inaudito que el de Madrid no tenga cátedra de guitarra flamenca. Ignorancia más grande en el mundo no la hay. Injusticia tampoco. El maestro Andrés Batista lleva media vida intentándolo y va para cuarenta años que le están dando coba.

El instrumento en su patria chica se ha considerado de segunda clase, apto solo para acompañar el vino y los cantares de la tierra. No solo la modalidad flamenca, la llamada guitarra clásica sufrió también el desprecio, siendo mal recibida en las salas de concierto, incluso en tiempos de Andrés Segovia, el verdadero artífice de la hazaña. Al año siguiente del concurso de Granada, con dibujo incluido, aparecieron en el periódico La libertad del 22 de febrero de 1923 estas dos sextillas


Al redactor no le gustaba ni el instrumento ni el excepcional intérprete. Con el tiempo la guitarra ha ido ocupando su lugar, Paco de Lucía acabó de encumbrarla.

La más importante contribución de España al mundo de la música despreciada en casa. Díganme qué sería del pop y el rock sin la guitarra española (afinada mi-si-sol-re-la-mi). Por no hablar de su expansión de Algeciras a Estambúl. Felipe VI El Preparado, como dice mi amigo Luis Lázaro, debería hacer algo al respective, que diría Manquiñas.

sábado, 5 de julio de 2014

Fanny Stanley, la amazona que quiso ser bolera

3 comentarios:
En el mundo del baile agitanado del siglo XIX hubo tres Fanny, la vienesa Fanny Elssler, divulgadora principal de la Cachucha y otros bailes de entonces, la napolitana Fanny Cerrito, y la inglesa Fanny Stanley, un joven amazona que durante un tiempo disfrutó del afecto del público madrileño, no solo montando a caballo sino bailando el Ole o el Vito. Desde su llegada en 1850 obtuvo el aplauso de la afición.

Diario Oficial de Avisos 25/10/1850

Diario Oficial de Avisos 12/11/1850

Hace falta valor para montar a todo escape con una gran serpiente boa constrictor.

Diario Oficial de Avisos 19/1/1851

Pero la llamada de los bailes nacionales también llegó a la amazona inglesa que pronto se hizo eco de su pretensión de interpretar algunos de los más populares.

El Obervador 20/2/1851

El Ole bailado junto a otras piezas de corte gitanesco como Triana y la Macarena.

El Observador 24/2/1851

La Ilustración no tardó en retratar las intenciones de la neo-bolera quien, según el cronista, empuñó el cetro de reina de teatro durante dos meses


La Ilustración, Madrid 23/3/1851

El Vito no era sevillano sino gaditano, que pronto estará entre las piezas más aplaudidas.

El Popular 22/3/1851

Y no queda ahí la cosa junto a Guerrero, nada menos, quien según Cambronero* le enseñó los viales boleros, ahora le toca el turno al jaleo y a los panaderos en Los marineros de Cádiz.

Diario Oficial de Avisos 31/3/1851

Atreviéndose con las piezas más cañís del repertorio y en la compañía de bandera en el género, la de Dardalla, con Pardo y aquellos pioneros flamencos.

Diario Oficial de Avisos 1/5/1851

No parece que corrieran buenos tiempos para la amazona, se le critica que dejara los caballos por el los bailes boleros, por pura excentricidad inglesa.


La Ilustración 7/6/1851

Nueve meses después de su llegada a Madrid anuncia su última actuación a causa de su inminente viaje al extranjero.


El Heraldo 26/6/1851

Pero al cabo de un mes aun no se ha ido, pero si ha dejado los bailes nacionales para regresar a sus orígenes de amazona, en este caso en un función benéfica 

Diario Oficial de Avisos 23/7/1851

En agosto aún actúa en Madrid, ahora bailando de nuevo, pero este vez la alemanda junto a Carrión. Por lo visto se aleja de la la gente del bronce. 

El Observador 6/8/1851 
A finales de ese mes de agosto se vuelve a anunciar su partida, concretando ahora que regresa a Londres.

El Observador 30/8/1851

Según la España Moderna se despidió el 2 de septiembre partiendo para su tierra. No se supo más de ella durante años. Tendremos que esperar ocho para encontrarla de nuevo en Madrid participando en el Circo Price como bailarina española al interpretar otra de las obras saladas del repertorio, El valentón del Perchel.

Diario Oficial de Avisos 24/10/1859

Y por lo visto en los años que estuvo fuera parece que la Stanley cultivó el género nacional. En su reaparición madrileña presentó una gran estampa española de transformación.

Diario Oficial de Avisos de Madrid 1/10/1859

Por estos lares nunca más se supo. Sabemos sin embargo que en 1856 trabajó como amazona del circo de la emperatriz de Francia, que nació en Londres y que en ese mismo año el barón L. P. Nurb publicó una biografía suya que no hemos podido localizar, aun. Seguiremos indagando, in memoriam.

* Carlos Cambronero: Crónicas del tiempo de Isabel II, La España Moderna Julio 1913, equivocando a lo largo del texto una década los datos aportados, pone 1861 donde debe decir 1851.

viernes, 27 de junio de 2014

El estilo del Padre Basilio

6 comentarios:
Miguel García, conocido como el Padre Basilio (monje residente en el convento de los Basilios en Madrid), se le ha atribuido sin fundamento el haber convertido la guitarra de cinco órdenes en un instrumento de seis cuerdas. Que fue maestro de Dionisio Aguado lo confirma el guitarrista de Fuenlabrada en su Escuela de guitarra de 1825, quejándose de que la práctica por entonces no incluía dejar escrito lo que se tocaba, de ahí que no haya llegado hasta nosotros apenas música de aquella generación. Hoy Carles Trepat ha recuperado algunas obras atribuidas al Basilio. Por su parte Fernando Sor acusaba a García de tocar ¡con las uñas!

Fue un reconocido antifrancés y militó, haciéndose llamar Abate Muchitanga, secretario de la academia currutaca, contra los gustos gabachos cada vez más asentados entre la burguesía española.

Fue sonada la polémica con Federico Moretti. Basilio fue elegido censor de la edición de Principios para tocar la guitarra de seis ordenes, pero el autor alegó que si bien el pater era conocedor de la guitarra desconocía los principitos elementales de la música y la armonía.

El musicólogo Javier Suárez Pajares cita en el DMEH un anuncio de finales del siglo XVIII que en verdad corresponde al Diario de Madrid de 1807, de un profesor anónimo que da clases de guitarra y vende piezas de música puestas en cifra según el estilo del P. Basilio.

Diario de Madrid 22/6/1807

Si este es el repertorio ¿por qué no aparece generalmente el nombre de Basilio (como el de Huertas) en la historia de la guitarra flamenca? Vean: minué afandangado, contradanza afandangada, guaracha, fandango muy gracioso, seguidillas, fandanguito de Cádiz, vals del jaleo. Y en 1807. No era nadie el Abate Muchitanga, cura de los Basilios de Madrid.

viernes, 20 de junio de 2014

El perro del general

7 comentarios:
Traigo hoy una noticia de sensación que se refiere al perro del general sevillano Fernando Primo de Rivera, tío del dictador jerezano.

El Día Madrid 28/6/1892

viernes, 13 de junio de 2014

Cuando Soriano Fuertes llevó la guitarra a la orquesta

4 comentarios:
En un comentario que aparece el 8 de junio de 1851 en el semanario gaditano La Tertulia se menciona cómo el compositor de zarzuelas y canciones andaluzas, precursor de la música agitanada, Mariano Soriano Fuertes, había logrado formar guitarras entre los instrumentos de la orquesta, novedad de mucho éxito en Madrid.


Se refiere a que Soriano aumentó la orquesta con profesores de guitarra, así lo confirma el anuncio del diario El Comercio del jueves 12 de junio


El experimento no ha dado mucho de si. La guitarra, excepto en casos muy concretos como el nada despreciable repertorio de conciertos para guitarra y orquesta, no logrará entrar en la orquesta, quedándose para ser tocada a solo, en grupo o con sus primas la bandurria, el laúd, la mandolina, y, sobre todo, como acompañante. En la música popular acabó siendo la reina de los instrumentos.

viernes, 6 de junio de 2014

Cilindros RIP - Discos Resurgam, Buenos Aires 1900

6 comentarios:
Cuando Emil Berliner empezó a comercializar los discos que acabaron desplazando a los cilindros de cera desarrollados por Edison, la publicidad contra el antiguo sistema de reproducción sonora en máquina parlante era bastante agresiva.

Caras y caretas, semanario de Buenos Aires, 16/6/1900

Si en el mes de junio los discos pertenecían al Gramofón, en noviembre, con idéntica publicidad, ya pertenecen al Rey del Son.

Caras y caretas, semanario de Buenos Aires, 24/11/1900

A saber cuántos cilindros de flamenco se derritieron, rompieron, sirvieron de juguete y hasta la gripe tuvieron. Anécdota imperdible la que rescató Alberto Rodríguez en su Flamenco de Papel de cuando Mochuelo grabó doce horas seguidas antes de que entrara en vigor su contrato con la casa Aramburu.
Recordemos que cada cilindro era copia única y los artistas repetían tantas veces los cantes como cilindros impresionaban, lo que nos lleva a que cada cilindro es único y siendo el flamenco tan cambiante no tenemos una guajira de Mochuelo sino tantas como se hayan conservado en cilindro, que aunque se trate del mismo cante las tomas son distintas. A no ser que grabaran con varios fonógrafos a la vez. A partir de 1898 el sistema pantográfico permite las copias mecánicas, que en España eran consideradas un fraude, ya que no eran originales. ¡Hombre, hasta ahí podíamos llegar!

Pero con el disco, amén de más resistente, se conseguía un negativo de la grabación con el que se imprimían las copias. Primero los monofaciales, después por las dos caras, el cilindro desapareció. Las campañas por el disco llegaron a que Caruso sólo grabara en disco para orientar al público hacia este sistema. Lo hizo por fomentar el progreso, aro aro.

viernes, 30 de mayo de 2014

Aficionados al jaleo

4 comentarios:
Lo que hoy y desde hace siglo y medio llamamos flamenco ha tenido diferentes denominaciones durante sus primeros años. Silverio por ejemplo casi siempre se anunció como cantaor del género andaluz.

Gil Blas 9/5/1867

Desde los años cincuenta del XIX, cuando se estaba confeccionando el repertorio y aun no se había establecido el nombre de flamenco, a los seguidores de ese tipo de música y baile nuevo se les solía llamar aficionados al jaleo. No se referían en concreto al género musical, los jaleos, sino a la música que se jaleaba, principalmente con el jaleo máximo de los españoles, el ole. Olé que alargaban toreros como Juan Belmonte

Crónica 11/12/1932

Aguda, con acento en la é, para los extranjeros y aquí para el matador, olé; y llana, sin acento, para los flamencos, ole. Jaleo éste que marca el primer tiempo del compás, que al ser acéfalo, deja un silencio en la música para el jaleo. Y el olé, con anacrusa, más para guiris, con el acento en la é. Algo así como alá pero en gadita. La palabrita dio nombre a su vez a un estilo, el Ole (u Olé).

El Globo 3/9/1912

Durante la transición de lo bolero a lo flamenco el jaleo fue el punto de unión entre dos expresiones andaluzas de diferente talante pero parientes carnales. Todos empezaron al condimentar el antiguo bolero con esencias de jaleos.

Pepita Vargas en Teatro del Instituto. El Heraldo 19/9/1852 

Como digo la expresión aficionados al jaleo parece referirse al grupo de primeros seguidores del género gitano, que acabaría llamándose flamenco.

La España 10/3/1850

Pepa Vargas, Nena Perea y Petra Cámara debieron ser las culpables, causando furor al adaptar el paso bolero al jaleado.

El Popular 28/3/1846

Los Ruiz, Pardo y Atané, nombres olvidados por la flamencología por no dar el perfil adecuado a algún personaje de su novela.

Correo de los teatros 6/4/1851

Eran las reinas, no cabe duda, las dueñas del jaleo macareno.

La Época 3/6/1851

Pasó de denominar un género (el jaleado con expresiones tales como ¡ole! ¡agua! ¡arsa! ¡tomaketoma! ¡huye!, una forma de hacer música y baile que creó afición, y que hoy reconoceríamos como flamenco, primitivo pero flamenco), a referirse solo al estilo musical (cantiñas, soleares y otros jaleos). En 1880 lo encontramos junto a una de sus presuntas hijas, la soleá.

Ernesto García Ladevese, El Liberal 7/3/1880

Y todo esto se lo cuenta usted a un historiador del flamenco, especie en continua expansión, y muchos le dirán que no, que eso no era puro, que aquello no era flamenco de verdad, que es en la casa donde se hace mejor, al calor de la lumbre, con una botella de fino, papelucho de chicharrones, cucurucho de pescao, con mi Tato, mi Diego, mi Curro y mi Ané. ¡Nos ha jodío mayo!

viernes, 23 de mayo de 2014

El Rocío, una juerga de cañís

2 comentarios:
La romería de la Virgen del Rocío desde casi siempre ha sido muy cantarina y bailadora. Los testimonios en este sentido son bastante frecuentes. Este de 1846 describe con detalle la celebración.

El Clamor público 9/6/1846

Música y danzas cada uno al estilo de su país. La fiesta y algarabía son siempre señaladas por los cronistas, y en 1879, en plena época de los cafés, también el cante jondo de seguidillas gitanas y polos se escucha junto a peteneras y sevillanas, corraleras y mollares

--------------
La América 26/7/1879

Los vecinos de los pueblos comarcanos eran piadosos aficionados al jaleo místico.

El Motín 9/6/1887
La Ilustración española y americana 30/5/1885